Prevenir el contagio del Coronavirus y la gripe

Con estos consejos lograremos prevenir el contagio del Coronavirus y la gripe.

El Coronavirus es una novedad en nuestra sociedad, las noticias de muertes en el país de origen (China) hace que queramos estar preparados por si llega a nuestro país. Por eso mismo hoy queremos daros una serie de consejos que sirven para prevenir el contagio del Coronavirus como de la gripe.

Lo primero es destacar que el Ministerio de Sanidad ha confirmado que es muy poco probable que el virus llegue a España, aunque vecinos como Francia y Alemania ya tienen sus propios casos.

En cambio, estamos en época de gripe, los cambios de temperatura han provocado un gran aumento de los casos, más concretamente con una tasa de 204,5 casos por cada 100 mil habitantes.

Si nos fijamos en los síntomas del coronavirus y la gripe son iguales, a excepción de que el coronavirus puede concluir en dificultad para respirar y neumonía que tiene la posibilidad de ser mortal.

Las vías de contagio suelen ser de una persona a otra, al entrar en contacto directo o incluso al hablar, pero también podía darse al usar objetos contaminados por cualquiera de los virus. Por esto mismo hay que tener muy claras las medidas de higiene para evitar su difusión.

Las medidas que debemos seguir son estas:

El lavado de manos.

Una de las principales medidas de seguridad para evitar contagios de enfermedades en general y posibles infecciones. Pero, ¿Cuál es la forma correcta de limpiarnos las manos?

Nuestros expertos en el tema confirman que como mínimo el lavado de manos debe de tener una duración de unos veinte segundos y que hay que llevarlo a cabo en repetidas ocasiones, en especial cuando entremos en contacto con personas enfermas o su entorno. El proceso tiene que comenzar mojándose las manos hasta las muñecas, usando una gran cantidad de jabón para manos, y con este frotarse las palmas, el dorsal de ambas manos y todas las partes desde el distal hasta el proximal, deteniéndose tanto en dedos y uñas como en las muñecas.

Con una gran cantidad de agua (caliente o fría) deberemos aclararnos las manos y de seguido secarlas de forma exhaustiva con cualquier método que solo deberemos usar una vez, por ejemplo, secador de manos, una toalla que solo usemos en esa ocasión o papel absorbente.

También existen otras posibilidades alternativas al lavado de manos común, los botes para limpiarse las manos con base de alcohol, de esta forma podremos contar con un método portátil y, cuanto menos, efectivo.

Debemos de tener en cuenta el lugar en el que nos encontramos, por ejemplo, en el trabajo si estamos en contacto con muchas personas y superficies deberemos incrementar la frecuencia del lavado de manos para evitar que nos contagiemos.  Y cuando vayamos a tener contacto con nuestros ojos, nariz y boca debemos de lavar nuestras manos antes.

Para esto tenemos el producto ideal en nuestra tienda online Eshigiene; el Spray Soap es un producto destinado a la higiene de las manos, consiste en un jabón en spray líquido, con un pulsador Polygiene, el cual tiene una base de plata ionizada que impide el desarrollo de gérmenes y bacterias, impidiendo la cadena de contagio.

Además, este spray cuenta con más ventajas, como el ahorro, ya que gracias a su sistema de spray reduce un 60% el coste por uso; es efectivo y fiable porque su válvula Clean-click asegura el suministro exacto de producto evitando que haya fugas; y, por último, ofrece una higiene total, sus bolsas herméticas hacen que todas sus prioridades permanezcan intactas, de esta forma podremos prevenir el contagio del Coronavirus y la gripe.

El uso de pañuelos.

Es de suma importancia usar pañuelos para sonarnos los mocos, estornudar o toser, al igual que las toallas, si es posible, que sean pañuelos desechables o para usarlo solo una vez. La forma recomendada de evitar contagios al estornudar o toser, si no tenemos pañuelos o no nos da tiempo a usarlos, es tapándonos la boca y la nariz con el interior del codo, nunca con la mano o al aire ya que es una forma clara para facilitar el contagio.

El descanso.

Si percibimos que tenemos alguno de los síntomas debemos de quedarnos en casa y evitar lugares con mucho tránsito, sobre todo durante los primeros días, ya que estos son, posiblemente, los más críticos para su contagio. De esta forma evitaremos el contagio a personas de nuestro entorno. También, el infectado, debe estar constantemente hidratado y bajo ningún concepto medicarse sin una prescripción médica.

Si hay alguna sospecha de posible contagio del coronavirus deberemos ir inmediatamente al hospital o centro sanitario más cercano para notificarlo y ponernos bajo el cuidado de los profesionales.

La calidad del aire.

Un gran distribuidor de virus son los conductos del aire acondicionado o extractores, los cuales deben de estar perfectamente limpios para que no sean una amenaza. En el momento en el que percibamos que estos pueden estar sucios o contaminados deberemos contactar con una empresa como EZSA para la limpieza del lugar.

Además, es recomendable realizar revisiones periódicas para evitar sorpresas. De hecho, existe la ley 34/2007, del 15 de noviembre de calidad del aire y protección de la atmósfera, por la que la ley establece las bases en materia de prevención, vigilancia y reducción de la contaminación atmosférica con el fin de aminorar los daños que puedan derivarse para las personas, el medio ambiente y demás bienes de cualquier naturaleza. Esta ley nos obliga a realizar, mínimo, una revisión anual y tomar medidas cuanto antes en el caso de que el resultado de la revisión sea negativo.

Personas con infecciones respiratorias agudas.

Estás personas se someten a un riesgo mayor que el resto al contraer este tipo de enfermedades, por eso mismo debemos reducir el contacto que tenemos con ellas lo máximo posible.

Si mantenemos la distancia y tenemos cuidado lograremos prevenir el contagio del Coronavirus y otras enfermedades, además de que estas personas no pongan su salud en peligro.

Mantener nuestro entorno limpio.

Siempre estamos en contacto con más frecuencia con ciertos objetos, ya sea nuestra mesa de trabajo, nuestro ordenador, el teléfono móvil o cualquier otro objeto; por eso mismo hay que desinfectar esas superficies y objetos para asegurarnos de que no podamos recibir ningún tipo de contagio por ahí.

Animales y comida.

Toda la comida que vayamos a ingerir deberemos de cocinarla bien, en concreto la carne y los huevos para evitar la transmisión mediante los alimentos. Esto nos lleva al último consejo, no debemos acercarnos a animales de granja o salvajes sin protección; ya que, por norma general, los animales suelen ser un nido de infecciones, y más aún aquellos que crecen en libertad sin ningún control, porque no nos podemos asegurar de los sitios en los que han estado y si han podido contagiarse. Impidiendo este contacto nos aseguramos de prevenir el contagio del Coronavirus.