¿Qué es una chinche de la cama y cuál es su aspecto?


La Cimex lectularius Linnaeus, comúnmente conocida como chinche de la cama, es un artrópodo hematófago, es decir, su principal alimento es la sangre. Son cercanos a los ácaros, los mosquitos, las garrapatas o los piojos.  

Es un individuo que principalmente afecta a los seres humanos, pero puede atacar a otros animales, como las aves de corral, aves silvestres u otros mamíferos y animales domésticos. Más adelante veremos cómo es su picadura, ya que es una señal significativa de que en nuestra cama hay chinches.

¿Cómo reconocemos a la chinche?

  • Color marrón o marrón rojizo tras alimentarse

  • Tamaño de unos 4-5 mm, con forma ovalada y aplanada

  • 2 ojos, aunque puede no tenerlos

  • Cuerpo cubierto por vellos cortos dorado

  • Pico o probóscide de 3 segmentos

¿Dónde prefiere esconderse la chinche de la cama? ¿Qué zonas debemos revisar?


La chinche es un animal con hábitos nocturnos, que durante el día se esconde en grietas y hendiduras. En concreto, en la habitación debemos revisar las siguientes zonas:

  • Alrededor de botones, etiquetas y costuras de colchones

  • Somier o canapé

  • Estructura de madera de la cama

  • Mesillas de noche

  • Cuadros cercanos

  • Muebles tapizados

  • Butacas o sillas

  • Zócalos

  • En las cubiertas de los enchufes o claves de luz

  • Marcos de puertas y ventanas

Otros lugares donde comúnmente podemos encontrarlas son en los asientos de los cines, en vehículos de transporte como trenes, autobuses, barcos…

Hay que tener en cuenta también que las chinches de la cama pueden estar escondidas en otros lugares, ya que son capaces de recorrer grandes distancias en busca de su alimento, la sangre.

5 signos de chinches en nuestra cama


En definitiva, podemos saber que en nuestra cama se esconden chinches debido a la aparición de:

  • PICADURAS: Las zonas más comunes de las picaduras son las zonas menos cubiertas, como son el cuello, las manos, los pies, las piernas o los brazos.

  • OLOR: los humanos no lo detectamos especialmente pero un aspecto curioso y muy reconocible es que su olor es “molestamente dulce”.

  • MACHAS DE SANGRE: podemos aplastar las chinches mientras dormimos sin darnos cuenta, o incluso pueden dejar algún resto muy pequeño sobre la sábana tras la picadura.

  • MUDAS: Cuando estos organismos alcanzan un tamaño mayor, deben deshacerse de su exoesqueleto para continuar creciendo. Este fenómeno se denomina muda, y se produce varias veces en la vida de artrópodos o reptiles. En nuestro caso, si tenemos chinches en nuestra cama, podremos encontrar restos de su muda en sus escondites.

  • MANCHAS FECALES: manchas negras, rojas o marrón rojizas dispersas por las sábanas, el edredón, las almohadas o el colchón

¿Cómo es la picadura de la chinche de la cama y cuáles son sus síntomas?


La picadura de la chinche es generalmente pequeña, causa edema (leve hinchazón de la zona) y enrojecimiento de la zona afectada en el 80% de las personas afectadas, con picor realmente intenso. Esta reacción alérgica es debida al anticoagulante anestésico contenido en la saliva del insecto, que entra en nuestro organismo en el momento de la picadura.

Aunque es cierto que muchos insectos hematófagos son transmisores de enfermedades, las chinches no son uno de ellos.

Las picaduras pueden encontrarse de forma aleatoria o distribuidas siguiendo un patrón, esto indica que la chinche ha estado buscando capilares sobre nuestra piel. Este recorrido de picaduras diferencia a la chinche de otros individuos como los mosquitos o las pulgas.

¿Cómo tratamos la picadura de una chinche de la cama?


Para tratar este tipo de picadura, debemos:

  • Aplicar calor para disminuir los síntomas

  • Lavar muy bien la zona con agua y jabón

  • Tomar antihistamínicos para reducir el picor

  • Recurrir a corticosteroides, aunque el tratamiento con estos medicamentos no muestra diferencias significativas en afectado.

¿Cómo tratamos las chinches de la cama?


Existen dos tipos de tratamientos para eliminar las chinches de la cama: el tratamiento químico y el térmico. Sin embargo, el primer paso es deshacernos de todo material textil e inspeccionar el mobiliario cercano, la estructura de la cama, cubiertas de los enchufes o claves de luz, marcos de cuadros y las etiquetas o costuras del colchón.

El tratamiento químico se basa en la utilización de un insecticida, un plaguicida debidamente etiquetado. Para que llegue de forma eficaz a todos los rincones, puede realizarse el tratamiento con pulverización localizada o espolvoreo. En la mayoría de los casos, pueden tratarse con una sola aplicación a colchones, estructuras de cama y grietas en las paredes. Sin embargo, camas de bebés o de personas enfermas deben ser directamente reemplazadas.

Por otro lado, tenemos el tratamiento térmico. Estos individuos no soportan temperaturas entre los 48ºC y los 50ºC y mueren, por lo que mediante la aplicación de vapor seco a 180ºC, garantizamos que toda el área a tratar reciba unos 80ºC y mueran así las chinches. Este método es el más eficaz e innovador ante el control de chinches de la cama.

 

EZSA SANIDAD AMBIENTAL minimiza el riesgo del uso de insecticidas con productos con plazo de seguridad, especialmente orientado a la eliminación de las chinches. Nuestro servicio es rápido, eficaz y ofrece el nivel más alto de seguridad para sus empleados, familia y/o sus mascotas.

 

SERVICIOS


Eliminar chinches