Otra opción para realizar desinfecciones de espacios y grandes superficies es la desinfección mediante ozono.

La utilización de ozono para todo tipo de desinfecciones permite eliminar de manera rápida y efectiva todo tipo de microorganismos patógenos y, en especial, virus, bacterias, hongos y esporas.

El tratamiento se lleva a cabo a través de cañones y máquinas que generan y expulsan ozono sobre todas las superficies, incidiendo siempre en aquellas zonas de más riesgo como áreas de mucha manipulación o aquellas más sensibles al contacto humano.

Una vez el ozono ha realizado su cometido este se descompone de manera natural y vuelve a su estado original, oxígeno, eliminando así cualquier tipo de sustancia o residuo tras su utilización.

Esta ventaja facilita su capacidad de uso ya que no requiere aislamiento de ningún tipo (tampoco de alimentos o utensilios de cocina) ni de preparativos complejos que dificulten su aplicación.

Desinfección mediante ozono

Plazo de seguridad para la desinfección mediante ozono: Hasta que baje la concentración de ozono a niveles seguros para las personas.


Certificado de desinfección profesional: Una vez finalizado el tratamiento nuestro equipo emitirá un certificado de desinfección profesional de todas las zonas tratadas y correctamente desinfectadas.