Dentro de los tratamientos de desinfección y bioseguridad encontramos la desinfección con nebulización ULV (ultra bajo volumen)

Esta desinfección tiene un efecto fungicida, bactericida y viricida, lo que permite eliminar todo tipo de microorganismos patógenos que se desarrollan en ambientes especialmente húmedos o con importantes cargas orgánicas. Su finalidad es higienizar sanitariamente todo tipo de instalaciones.

Para ello se emplea un equipo nebulizador que aplica unas microgotas de manera totalmente homogénea tanto en el ambiente como en las superficies de las salas a desinfectar.

La aplicación de un agente desinfectante y detergente permitirá atacar hongos, bacterias y virus asegurando así un entorno limpio, higiénico y totalmente seguro.

El tiempo de actuación de dicha desinfección es de 5 a 10 minutos, dependiendo siempre del tamaño de las superficies a tratar, y gracias a su cualidad biodegradable permite una desinfección total sin riesgos de residuos.

Desinfección mediante nebulización ULV

Plazo de seguridad: Una vez finalizado el tratamiento no se deberán utilizar las áreas o zonas tratadas, así como las que hayan podido ser afectadas, hasta pasado un plazo de 3 horas establecido para asegurar el correcto efecto viricida del producto aplicado.

Certificado: Tras cada una de las desinfecciones se emitirá un certificado profesional de desinfección indicando la fecha de aplicación y los productos utilizados en el tratamiento para una mayor seguridad.