En la entrada anterior sobre qué son los equipos insectocaptores e insectocutores vimos cómo era su funcionamiento y los tipos con los que trabajamos en EZSA Sanidad Ambiental. Ahora veremos cómo deben instalarse correctamente y qué requisitos debemos cumplir al instalarlo.

 

1. El número de equipos a instalar variará en función del área a cubrir. Cuanta más superficie mayor número de equipos se necesitaran.

 

 


2. Colocación en un rango de altura de entre 2 metros y 3 metros. Si se instala mucho más alto se dificultan los mantenimientos y pierde efectividad, el vuelo natural de los voladores suele ser en un rango de o,5 metros a 2,5 metros de altura. No se deben de instalar los equipos en posiciones muy altas o bajas, la altura óptima para la instalación es de aproximadamente 2 metros.

 


3. La luz de los equipos no se deben ver desde el exterior. Si el equipo se ve desde el exterior cuando se abran las puestas, se estará consiguiendo el efecto contrario al atraer al interior a los insectos de la calle.

 

 


4. No instalarlos a menos de 2 metros de equipos de producción o zonas de preparación o donde haya alimentos al descubierto en Industria alimentaria Si no estaremos atrayendo a los insectos a las zonas sensibles. En Industria alimentaria o zonas de alimentos los equipos no pueden ser eléctricos,. En estas zonas se debe instalar equipos de captura adhesiva.

 


5. No colocarlos en corriente de aire. los insectos aprovechan estas corrientes de aire para desplazarse pero una vez han salido de ellas no vuelven a ellas, si hubiese una corriente de aire cerca del equipo insectocutor tendría muy poca eficacia. Vigilar las corrientes de equipos de aire acondicionado y accesos para evitar poner ahí los equipos.

 


6. Hay que asegurar el fácil acceso al realizar la instalación, para facilitar el posterior mantenimiento.

 

 

 


7. No colocarlos cerca de fuentes de luz que estén continuamente encendidas, dado que hará competencia lumínica a los equipos y hará que sean menos efectivos.

 

 


8. Hay que posicionar equipos entre posibles entradas de insectos para así evitar que lleguen a zonas críticas.