Serpientes y lagartos

Mientras que las serpientes se caracterizan por la ausencia de extremidades y cuerpo alargado, los lagartos normalmente tienen cuatro patas. Ambos son subgéneros de los reptiles, que se califican por ser animales vertebrados y escamosos.